COVID-19

La familia y el covid-19

Mayo 2020

Existen muchas formas de convivir en familia, durante la vida cotidiana se van generando roles, ritmos, horarios, metas, ideas y expectativas del presente y del futuro. Sin embargo, en este momento, con la llegada de la Pandemia, nos hace replantearnos de muchas maneras todo eso que parecía tan “seguro, estable, incluso inamovible” y que ahora resulta que no lo es. Este momento nos permite contactar con otras emociones que de forma involuntaria han surgido, quizá frustración, miedo, enojo, incertidumbre o estrés. Éstas son emociones con las que ahora estamos contactando y que se unen con las mismas emociones de los que nos rodean, generado así un contagio social.

Dichas emociones no son percibidas como algo agradable e incluso pueden generar estados de desesperación, desesperanza y ansiedad, las primeras emociones; miedo, enojo, frustración e incertidumbre son la forma en que nosotros nos adaptamos a los cambios que no nos gustan; dicho de otra forma, es natural sentirlas incluso es necesario.

Esto y muchos factores pueden hacer que la convivencia con la familia se haga más difícil, puede influir bastante que no estemos acostumbrados a permanecer mucho tiempo con las mismas personas en un solo espacio, e incluso que nuestras metas suelen ser más con actividades fuera de casa.

Estar con nuestra familia o dentro de casa por mucho tiempo puede llegar a generar otro tipo de convivencia al que no estamos acostumbrados, podemos encontrar incluso situaciones que no teníamos contempladas, como la distribución de los espacios, que el tiempo se mueve de forma diferente, que las actividades pueden volverse monótonas o conocer cosas que no sabíamos de las personas, algunas agradables y otras desagradables.

Este es un momento de mucho reto familiar, de rediseñar nuestra vida cotidiana, empezar a conocernos y reconocernos.

En Conpsyencia, Psicología y Desarrollo Humano te proponemos algunas ideas para esta nueva forma de convivencia familiar que permita este proceso más agradable.

a) Saber que esto no durará toda la vida “Nada dura para siempre” y esto también pasará. Por lo tanto, es una oportunidad única de disfrutar a nuestra familia de forma diferente antes de volver a nuestros ritmos y exigencias de la vida cotidiana.

b) “Cuido de mí y cuido de ti”. Saber que este ejercicio (Quédate en casa) tiene un objetivo primordial y que cuando me cuido también te cuido y eso es un acto de amor. Hay que generar formas de convivencia, crear nuevas metas, juegos, es hora de ser creativos y muy imaginativos.

c) “Nutrir el cuerpo también es nutrir el alma”. Este momento es una gran oportunidad de alimentarnos diferente, cocinar nuestros alimentos, disfrutarlos más lentamente, compartirlos y no llevar prisa para hacerlo tener tiempo para la sobremesa y disfrutar de la compañía.

d) “MI salud mental y mi salud física son una sola”. Es muy valioso saber que mi mente es capaz de protegerme y que lo que yo alimente eso creará mi mundo, sin dejar de estar informados, es vital alimentar nuestras mentes de pensamientos que le generen salud, leer un buen libro, ver una buena serie, arreglar nuestros hogares, hablar con los que amamos, etc.

e) El tiempo pasa, continuamente decimos “Que rápido se va la vida” y ahora tenemos un tiempo para detenernos, para arreglar esas cosas que dijimos arreglaríamos cuando tuviéramos tiempo y esto incluye desde arreglos en casa, con amigos o familiares con quienes tenemos algo pendiente que resolver.

f) “Conocer y Reconocer”. Somos seres sociales y nos construimos en sociedad, no podríamos ser quienes somos sin la existencia de los otros, sin embargo ahora es muy valioso conocer otra forma de vincularnos desde el amor, el reconocimiento del [email protected] y [email protected] y disfrutar de su compañía.

Somos lo que Bertalanffy llama un sistema dentro de un sistema mayor o seres holísticos, es tan valioso saber eso porque en la medida que nosotros nos generamos salud mental también lo hacemos con los que nos rodean….

Deseamos esto pueda ayudar a la reflexión de estos días… es tiempo de generar nuevos roles, ritmos, horarios, metas, ideas y expectativas del presente y del futuro es tiempo de saber que el caos permite el crecimiento y este es momento de hacerlo que al final “Nada dura para siempre y esto, tampoco lo hará”...

Mtra. Ana María Eusebio Hernández

Psicoterapeuta de adultos
Contacto: [email protected]